jueves, 28 de enero de 2010

MI CUÑADA MENOR TAMBIEN QUIERE HACER EL AMOR


La otra noche me acordaba de algunos pasajes de mi juventud, para esa época debía tener unos 35 años, estaba un poco gordito pero alto y por cierto estaba bien dotado, siempre me considere carismático y agradable para las mujeres.En esa época estaba por iniciar un negocio en mi ciudad, tenía un buen capital con el cual debía empezar, mis otras actividades me impedían hacerme cargo del negocio y confié en mi cuñada que era recién graduada de ingeniería de sistemas, porque el negocio consistía en instalar un almacén para la venta de computadoras, tenía que ir a otra ciudad para conseguir un distribuidor o varios que me provean de la mercadería, es así que decidimos con mi esposa que yo viajara con mi cuñada a conseguir los distribuidores.Efectivamente tomamos un avión y en una hora estuvimos en la otra ciudad, rentamos un carro en el aeropuerto y nos fuimos a instalar en el hotel que había reservado y al que siempre llegaba por mis otras actividades, al llegar en la recepción me dijeron ingeniero ya está su habitación matrimonial lista, me quede sorprendido porque pensé que mi secretaria me hubiese reservado dos habitaciones o al menos una habitación doble, le pedí al recepcionista que me cambiara las habitaciones, pero me dijo que pena pero tenemos el hotel lleno, mi cuñada dijo no te preocupes nos vamos a acomodar y además vamos a pasar bien ocupados.En realidad la diferencia de edad con mi cuñada era de 12 años, ella recién cumplía los 23 años, teníamos una buena amistad porque la conocí muy jovencita, yo llevaba 10 años de casado con su hermana, desde luego que era muy guapa, atractiva, con un cuerpo menudo pero bien proporcionado, me recordaba a mi mujer cuando la conocí, mientras subíamos por el ascensor la miraba y me quede un poco sorprendido porque por primera vez la miraba como mujer, lo mejor de todo era que tenía 6 meses de haberse divorciado.Llegamos a la habitación nos instalamos y claro la primera oportunidad fue contar con una sola cama, le dije mira mi amor como hacemos porque existe una sola cama, ella me dijo pues la tendremos que compartir, esas palabras fueron suficientes para que la adrenalina empezara a fluir por mi cuerpo, una vez instalados le pregunte si entraría a bañarse o lo hacía yo, ella ingreso al baño a ducharse, para cuando salió lo hizo con una toalla que le cubría su cuerpo, me dijo ahora te toca a ti para yo poderme cambiar de ropa, le dije claro, ingrese a la ducha y una vez terminado el baño salí en interior y mi verga se encontraba completamente parada, yo estaba preocupado por cómo se sentiría ella viéndome así, pero ni modo enfrente a la realidad y cuando estuve frente a ella, me miro y me dijo medio burlonamente que te pasa por que lo tienes así, un poco molesto le dije y cómo quieres que lo tenga si en el baño has dejado tus interiores y pude observar que esos no te cubren casi nada de tu cuerpo y me imagine como seria verte con esos interiores en vivo y en directo, pero no te preocupes este rato salimos y te compro unos interiores iguales paras verte lucir y una minifalda que te haga quedar despampanante para ir a cenar y bailar esta noche.Una vez que nos vestimos salimos tomados de la mano al garaje del hotel donde estaba el vehículo debíamos ir a la cita que habíamos pactado con los distribuidores de computadoras, el negocio fue prácticamente breve nos pusimos de acuerdo en los pagos, los plazos y como nos harían llegar la mercadería, de ahí nos dirigimos a un almacén de ropa femenina pues debía cumplir lo ofrecido, nos enviaron al departamento de lencería y que les cuento fue la mejor demostración a la que había asistido mi cuñada era una diosa y me enseñaba todo su precioso cuerpo y como nos recibieron como esposos por el error efectuado en el hotel, entonces mi presencia era muy interesante pues las encargadas del departamento se referían a mí como el esposo y me pedían el consentimiento para probarle más ropa o para que separe mas lencería, mi cuñada había comprado una cuantas piezas de lencería y cuando pedía mi autorización para el pago muy disimuladamente le decía pero eso debes lucir en exclusividad para mí esta noche, a lo que ella asentía con la cabeza.Cuando salimos de ahí ya era bastante tarde y la verdad tenía mucha hambre, sin embargo fuimos al hotel nos duchamos y prácticamente asumimos una complicidad de no decir nada para que la magia de nuestro encuentro se produzca luego de la cena.Conocía un lugar muy exclusivo que tenia buena comida y además se podía bailar música suave, llegamos casi a las 10 de la noche, como estábamos cerca de la playa pedimos una cena con mariscos lo que ayudaba a un buen relax sexual posterior, lo acompañamos de un buen vino y nos pusimos a conversar, se toparon dos temas el uno mis relaciones con mi esposa que por cierto eran buenas pero que ya habían perdido el encanto sexual de cuando recién nos casamos, el otro era el porqué de su divorcio aunque la familia sabía que fue de mutuo acuerdo, ella me explico esa noche que apenas tuvieron 6 meses de novios y lo que más le agrado fue que se porto muy caballero y que nunca le propuso tener relaciones sexuales, luego de los 6 meses se casaron y prácticamente nunca la hizo suya porque era gay, me cuenta que hizo todo lo posible porque su relación funcione pero que nunca le topo y más bien le encontró una noche que salió pronto de la Universidad en el departamento con el que era su mejor amigo teniendo relaciones sexuales, eso era algo que ella no lo podía creer y más bien de mutuo acuerdo decidieron divorciarse, por cierto mi cuñada fue recompensada con un departamento y el vehículo que habían comprado.Esa noche se puso melancólica y me dijo que su matrimonio fue un verdadero fracaso, como nos habíamos acabado la cena y la primera botella de vino, pedí una segunda botella y salimos a bailar, nos abrazamos muy fuerte creo que ambos lo necesitábamos, le tome con mis manos por la cintura y bailamos muy apegaditos, en la siguiente pieza beso sus labios y nuestras lenguas se encontraron en los profundo de nuestras bocas, mis manos tocaron sus nalgas y le apegue contra mi verga que ya se encontraba erecta, ella empujo refregando su vagina contra mi pene, mis labios empezaron a besar su cuello sus pechos que estaban al descubierto, sus orejitas lo que producían un gemido profundo pues había encontrado un hombre que le haga sentir mujer, terminada la pieza nos refrescamos con el vino, pero como ya era hora de hacer algo con mi mano derecha le abrace mientras con la izquierda empezaba a tocarle sus piernas desnudas que se encontraban bajo su corto vestido, poco a poco le fue introduciendo mi mano hasta encontrarme con una diminuta tanga que no retenía los jugos vaginales que se escapaban por las piernas, pase mis dedos y limpie un poco sus jugos y me los comí, luego lo compartí en un beso con ella, sus manos empezaron a jugar con mi pene no lo sacaron del pantalón solo fue un masaje por encima que por poco me hace correr, luego de habernos tomado unas tres botellas de vino, cancelamos la cuenta y fuimos al hotel, al llegar a nuestra habitación pedí que nos subieran una botella de champagne, brindamos por la felicidad de estar juntos y de hacer algo que nunca imaginamos hacerlo, quiso desnudarse y no lo deje quería jugar con ella y hacerle gozar de unos cuantos orgasmos, le tome de los hombros y le bese estábamos parados, baje mis labios por su cuello, le di la vuelta y pegue sus nalgas a mi pene mis manos se introdujeron a los senos y empecé a acariciarlos, baje mis manos a su pequeña tanga le había alzado el mini vestido la una mano le acariciaba la vagina y la otra le acariciaba el culito, mientras que su mano me tocaba mi pene que se encontraba a punto de estallar, le cargue y le lleve a la cama, le quite el vestido y yo me quede en interior, ella usaba la mini lencería que le había comprado el día de hoy y me hizo acuerdo de lo que le había dicho estoy luciendo para ti lo que me obsequiaste, me subí encima de ella y empecé a besarle acaricie y chupe sus senos sus pezones crecieron, sus senos no eran grandes pero eran perfectos y además entraban a plenitud en mi boca le quite el sostén y puse mi pija entre sus senos y por un rato estuve haciéndome una cubana y metiéndole la cabecita de mi pene en su boca, me baje y le retire su pequeñísima tanga y le empecé a chupar ese rato me agarro la cabeza y me aplasto contra su vagina, su corazón latía aceleradamente y sus gemidos era cada vez más seguidos pronto termino corriéndose en mi boca y teniendo su primer orgasmo, me puse en la posición 69 y le introduje mi verga en su boca se la metí todito al principio no le entraba pero poco a poco se fue acostumbrando y empecé a meter y sacar de su boca mientras con mi lengua le recorría de la vagina al ano produciéndole una sensación indescriptible, le saque de la boca y le introduje en su vagina, empecé a meterla y sacarla, ella muy pronto alcanzo un orgasmo mientras yo continuaba introduciéndolo, estaba que me estallaba le dije que iba a sacar para terminar afuera me dijo que lo hiciera adentro que estaba recién pasado su ciclo menstrual, así lo hice y le llene su vagina con mi leche logrando proporcionarle varios orgasmos, cuando retire mi pene de su vagina me tomo con sus manos y se metió en su boca limpiándome todito, me beso y dijo que se quería duchar entramos juntos a bañarnos y nos acostamos desnudos a dormir.Luego de una tres horas sentí que mi verga se había parado y que mi cuñada tenía su culito direccionado hacia mi pene, le acerque despacito y empecé a rozarle entre sus nalguitas, ella empezó a gemir y apretó su culito contra mi verga, mis movimientos produjeron que mis jugos le empezaran a dilatar el culito sin mayor dolor, primero ingreso la cabeza de mi pene y ahí lo mantuve algunos minutos que ella aprovecho para moverse en círculos con su nalguita e irle acomodando de la mejor manera, cuando un instante los dos coincidimos ella empujo y yo también y mi pene ingreso completamente en su culito, empezamos el mete y saca y por primera vez veía una completa excitación, mi pene en el culo, la una mano acariciando los senos y la otra mano introduciéndola en la vagina jugando con su clítoris y produciéndole la mayor excitación, mi labios le llenaban de besos sus oídos y su cuello lo que aumentaba la excitación, muy pronto empezó a gemir, sus latidos se aceleraron y vinieron múltiples orgasmos hasta que vacié mi leche en su culito, se desbordo completamente estábamos mojados por el calor que hacía, nos fuimos a duchar y ahí empezó un nuevo acoplamiento, me cogió mi verga la empezó a acariciar luego se metió completamente en su boca, no se cansaba de succionar, mis dedos se introducían en la vagina y en el culito pero ella quería comerse toda la leche esa era su fantasía, tragarse toda mi leche y lo consiguió por que pronto arroje mi leche en su boca y ella se trago saboreando eso que algún rato le parecía demasiado horrible, pero que ahora lo gustaba, su boca y sus mejillas fueron el destino de mi leche y cual zorrita lo recogió con sus dedos y lo dirigió a su boca la poca leche que estaba fuera de su boca.La noche todavía seguía y bastante cansados nos acostamos a dormir, quedamos de una sola profundamente dormidos y acurrucados, cuando ya serian las siete de la mañana del siguiente día nos despertamos y sin querer desperdiciar el poco tiempo que teníamos aprovechando que mi verga estaba completamente parada y tiesa lo mamo un poquito para lubricarle y se subió a cabalgar fue la culminación de un día hermoso donde mi cuñada me violo y me cogió por cuatro ocasiones se trago mi leche, lleno su vagina por dos ocasiones y una también su culito, nos besamos una enormidad dejamos sueltos a los animales que traíamos adentro y el festín sexual fue enorme.Ahora debíamos volver a la realidad, bajamos a desayunar, nos trasladamos al aeropuerto, nos embarcamos en el avión y ahí fue cuando empezamos a recordar lo vivido, no hubo reproches más bien una enorme alegría y deseos de volver a disfrutar, su hermana es decir mi esposa lo íbamos a mantener al margen, mientras estemos en familia nuestro trato iba hacer igual que siempre, pero buscaríamos la oportunidad para dar rienda suelta a nuestro amor y deseo sexual. Les cuento que hubieron muchísimas oportunidades y han pasado 5 años y seguimos siendo amantes, a mi cuñada le han preguntado porque no se vuelve a casar y ella les contesta que perdió la confianza en los hombres, pero cada día es más sexy para vestir y más hermosa su cara por el tratamiento de mi semen en su organismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada